Archivo de noticias - JULIO 2015

 
ADICAE logra que Movistar rectifique y no cobre el exceso de datos de móvil
imagen

Movistar modificó los contratos para nuevos clientes de sus tarifas 'VIVE' para cobrarles por defecto un extra de datos si sobrepasaban la velocidad máxima contratada, a razón de 1,5 céntimos por cada mega consumido hasta llegar a los 500 MG, lo que podía conllevar sobrecostes de 7,5 euros al mes y de 90 al año.

La acción de ADICAE contra los excesos de Movistar ha vuelto a surtir efecto. Tras la denuncia que la Asociación envió a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, ésta ha informado de que Movistar ha rectificado su decisión de imponer a quienes contrataran sus planes ‘VIVE’ desde el 27 de abril un sobrecoste por ampliar la velocidad máxima de navegación cuando estos superaran el tope contratado.

No obstante la rectificación es parcial. La compañía ha decidido permitir la cancelación de la opción del “extra de datos”, pero la seguirá aplicando de manera genérica en los nuevos contratos, siendo el usuario quien debe solicitar a Movistar la desactivación de la misma. 

ADICAE considera que dicho sobrecoste nunca debería cobrarse por defecto, sino que debe ser el cliente el que solicite contratar el extra de datos si no desea seguir navegando a velocidad reducida.


( más información )
 
Tren, autocar, avión... ¿Qué medio de transporte sale más barato para viajar en España?
imagen

Cuando uno tiene pensado hacer un viaje, hay múltiples variables que se plantea: el coste, el tiempo, la comodidad, si vamos solos o acompañados, si llevamos equipaje... Generalmente unas son inversamente proporcionales a las otras, aunque no siempre. Pongamos como ejemplo un trayecto entre Madrid y Barcelona, solo de ida.

Por carretera: compartir coche, una alternativa

Por carretera, Barcelona se encuentra a una distancia de 620 kilómetros de Madrid.

En coche, hay que contar con la gasolina y los peajes

Se tarda casi 6 horas, haciendo los descansos oportunos cada dos, si elegimos un automóvil con unos consumos medios el precio puede estar en torno a los 50 euros. A esto hay que sumar los peajes de las autopistas, si elegimos esta vía.

Una alternativa si queremos desplazarnos en coche es usa alguna de las plataformas de vehículos compartidos. Hemos tomado como ejemplo Bla Bla Car y el precio medio de un viaje en el mismo día está en torno a los 40 euros por plaza.

En autobús cuesta más tiempo

Dependiendo del día y la hora, los precios oscilan entre los 25 y los 42 euros y el tiempo es como mínimo de 7 horas y media.

En tren: aproveche las ofertas

En los últimos tiempos, las tarifas se han reducido y podemos encontrar billetes por menos de 22 euros, eso sí, sin posibilidad de cancelación. Si queremos algo de flexibilidad, ante imprevistos, los precios en turista rondan los 40 e incluso los 55 euros. El tren es cómodo y rápido, el trayecto dura una hora y cuarto y nos deja en el centro de la ciudad, cosa que el avión no hace.

En avión: la opción más rápida y cara

Son varias las compañías que realizan el conocido como "puente aéreo". Se tarda una hora y cuarto, más o menos. Aunque si facturamos hay que estar con la suficiente antelación en el aeropuerto.

Si lo cogemos el billete para el mismo día, el precio ronda los 150€euros con Vueling. En Iberia, los precios son similares si se reservan con poco tiempo, aunque haciendo la reserva con suficiente previsión y en fechas muy concretas, se pueden llegar a conseguir asientos por unos 50 euros. Air Europa los ofrece en el día por unos 170 euros, los más caros y por 70 euros los más baratos.

Hay que tener en cuenta si debemos facturar equipaje o no y la terminal desde la que sale el vuelo, ya que Iberia sale desde la T4, mientras que las demás compañías lo hacen desde la T2.

Así pues, cada uno ha de elegir según sus circunstancias; si bien, transportes que para el consumidor medio antes eran casi prohibitivos, han rebajado sus tarifas. Obviamente, entre Madrid y Barcelona hay múltiples posibilidades de viaje que para otros destinos se van reduciendo; esa competencia entre unos medios y otros favorece la rebaja de precios.


( más información )
 
¿Vasos y un mantel a cambio de contratar una tarjeta? No se deje llevar por ofertas veraniegas
imagen

¿Un mantel y unos vasos? ¿Un palo 'selfie'? Estos son los 'regalos' con los que laCaixa promociona sus tarjetas de crédito y débito de cara al verano. La oferta estrella en este ámbito es por la contratación de la tarjeta Visa Gold antes del final de agosto. Si el usuario solicita la Visa Gold y realiza con ella compras por más de 100 €, el banco le entregará seis vasos de colores, que irán acompañados de un mantel de colores si se superan los 600 euros en compras. Esta tarjeta de crédito se ofrece sin cuota el primer año, mientras que será gratuita los siguientes si se realiza con ella un gasto anual de al menos 600 euros. En caso contrario, la renovación costará 25 euros. 

Preste atención a las condiciones, no a los "regalos"

El usuario no debe dejarse llevar por los obsequios, sino por las condiciones del producto. En este caso, la Visa Gold es una tarjeta de crédito con la que se pueden aplazar los pagos, con unas condiciones de financiación que suponen una TAE del 26,82 %. Usar de forma habitual este medio para apagar pagos puede salir muy caro.

Otra de las ofertas de laCaixa para sus tarjetas es el regalo de un palo 'selfie' -sí, esa herramienta para sacarse fotos con el móvil sin ayuda de un tercero- con la solicitud de una tarjeta de débito Visa Electron. A cambio de un artilugio que es sencillo encontrar en cualquier comercio de tecnología, incluso en cadenas de tiendas de tipo 'low cost', el usuario debe realizar al menos 5 compras de un importe mínimo de 10 euros en el plazo establecido para la promoción. Con la oferta, la tarjeta es gratuita el primer año, pero después pasa a costar 26 euros al año.

Aproveche estas ofertas solo si ya tenía pensado contratar una tarjeta, pero no se deje llevar por regalos que es posible encontrar por poco dinero en cualquier comercio.


( más información )
 
Cada año se desperdician un tercio de los alimentos generados en el planeta
imagen

La alimentación es uno de los sectores en los que los consumidores pueden influenciar más para dirigir el consumo hacia un modelo más transparente y sostenible. La última encuesta publicada por el INE de Presupuestos familiares del año 2014 nos da una idea de la importancia de este gasto. Según esta encuesta, el gasto medio por hogar fue de 27.038 euros, de los que se gastaron 4.028 euros en alimentación y bebidas no alcohólicas y 2.334 euros en  hoteles, cafés y restauración. Esto significa un 23,53% del total del gasto medio de las familias españolas. A pesar de estos datos, el mercado de la alimentación se ha convertido en una maraña especialmente compleja en la que los consumidores desconocen la información básica de los alimentos que consumen y donde, en gran medida, se produce un derroche de recursos que repercute negativamente en la sostenibilidad del planeta. 

En el mundo se pierden o desperdician 1.300 millones de toneladas al año, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), lo que significa un tercio de la producción. En Europa estas pérdidas y desperdicios alcanzan aproximadamente 89 millones de toneladas al año. Y España es el sexto país de la Unión Europea donde más comida se desperdicia, con 7,7 millones de toneladas. Las pérdidas y desperdicios se producen a lo largo de toda la cadena de producción de los alimentos y una parte muy importante también en los hogares de los consumidores (según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el 42% del total del desperdicio de la cadena). Por este motivo resulta procedente que el consumidor esté informado sobre las causas de las pérdidas y desperdicios, de sus consecuencias y de las nuevas formas de consumir que le llevarán a reducir estas escandalosas cifras.

Así, los plátanos recolectados que se caen de un camión, por ejemplo, se consideran pérdida de alimentos; o cuando los alimentos son aptos para el consumo humano, pero no se consumen debido a que se deja que se estropeen. Esto puede deberse a las reglas de etiquetado de fecha de caducidad rígidas o mal entendidas, o a la confusión de los consumidores entre la fecha de consumo preferente y la fecha de caducidad. Los establecimientos también desperdician muchos alimentos, al tirar a la basura cadas de comida porque, por ejemplo, no tienen buen aspecto para la venta o se ha pasado la fecha de consumo. Ante estos hechos, el consumidor puede ponerse en contacto con cooperativas de consumo de su localidad, comprar en mercados ecológicos o a los productores de cerca de su población. 

Opacidad en la información de los alimentos

Los llamados derivados financieros, que se crearon para facilitar una fijación del precio y un suministro estable que beneficiase a productores y a compradores, han derivado en que los precios futuros de las materias primas queden en manos de grandes inversores que no han desaprovechado la ocasión de obtener beneficios ante una demanda de alimentos en aumento y la poca regulación a nivel mundial. La especulación en materias primas es realizada por bancos, grandes fortunas y grandes empresas a través de los fondos ETF, es decir, instituciones de inversión colectiva que cotizan en Bolsa. En este contexto los consumidores responsables inciden en la necesidad de fomentar el consumo de proximidad como estrategia para preservar un suministro de alimentos menos dependiente de la especulación financiera y, por lo tanto, más sostenible. 

Ante esta realidad, los consumidores españoles que traten de actuar de forma responsable con sus decisiones se encuentran barreras de información causadas por la dificultad para conocer en qué condiciones y bajo que premisas han llegado los alimentos a sus hogares y en las repercusiones de sus decisiones de compra. Pero no todo es negativo, son cada vez más importantes las iniciativas para elevar el nivel de conocimiento que el consumidor puede obtener sobre los productos que consume y así tomar decisiones conscientes. Así, existen nuevas iniciativas legislativas para regular el sector y mejorar la información alimentaria, como el nuevo reglamento europeo sobre etiquetado de alimentos que entró en vigor en diciembre de 2014, hasta iniciativas ciudadanas para crear mercados alternativos más transparentes y sostenibles (cooperativas de consumo que pone en contacto a compradores con vendedores, mercados ecológicos con productores locales, etc) con los que el consumidor puede ponerse en contacto.


( más información )
 
Volver al archivo de noticias

En ADICAE EUSKADI queremos que participes en tu defensa y en la defensa organizada de todos los consumidores !Cuantos más seamos, con más fuerza defenderemos nuestros derechos¡ Contacta con nosotros y, envíanos un e-mail con tus propuestas de participación.

ADICAE Euskadi en imágenes

Últimas fotos de la galería

Concentración protesta Fórum, Afinsa, Arte y Naturaleza.
Concentración protesta Fórum, Afinsa, Arte y Naturaleza.
Taller sobre riesgos en productos bancarios.
Taller sobre riesgos en productos bancarios.
Taller sobre fraudes domésticos.
Taller sobre fraudes domésticos.

Actualmente hay 27 fotografías en la Galería de Imágenes.

Acceder a la Galería de Imágenes

Servicios de la asociación

Asesoría on-line

ASESORÍA ADICAE Euskadi
Haga sus consultas a través de correo electrónico con total confidencialidad a nuestro equipo de asesores y reciba respuesta en un tiempo récord.

 
ADICAE - Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de España
ADICAE Servicios Centrales: c/Gavín, 12 local, 50001 ZARAGOZA (España).
N.I.F. G50464932. Inscrita con el N° 5 en el registro de Asociaciones de Consumidores del Instituto Nacional de Consumo de España. Email